Mi querida Mari Carmen Martinez y yo en el taller de ho´oponopono